lunes, 19 de abril de 2010

Giotto por Vasari



Giorgio Vasari, escritor, pintor y arquitecto italiano, fue conocido especialmente por su obra dedicada a los importantes artistas del Renacimiento italiano. Vasari nació en 1511 en Arezzo, y desde su infancia tuvo un gran interés por el arte, por lo que se trasladó a Florencia, donde trabajó en el estudio de Andrea del Sarto y estuvo protegido por la familia Médicis.
Como arquitecto, fue seguidor de Miguel Ángel Buonarroti, pero su fama se debe a la literatura, particularmente de esta fuente, ‘‘Vidas de los más importantes artistas del renacimiento italiano’’, de la que hemos extraído un fragmento dedicado a la vida de Giotto. En esta obra trata las vidas de los mejores pintores, arquitectos y escultores italianos que se publico en 1550, y que más tarde fue revisada en 1568. Se trata de uno de los primeros estudios sobre arte escritos por un artista, por lo que constituye una fuente de primera mano sobre los artistas que desarrollaron su creación en el Renacimiento, en concreto en Italia.
La fuente ofrece el punto de vista personal del autor a la hora de analizar las obras de los artistas de su época, así como sus opiniones sobre la situación de las artes en un periodo tan crucial como el que le tocó vivir, el Renacimiento, y se refiere a anécdotas biográficas de los artistas. Su estilo natural a la hora de escribir ha hecho de este libro una de las obras más perdurables de la Historia del arte.
Vasari murió en Florencia en 1574.
El fragmento que nos ocupa se centra básicamente en la vida de Giotto (1267-1337), anterior en el tiempo a Vasari, por lo que no podemos hablar ciertamente de una fuente primaria.
Giotto di Bondone fue un notable pintor, escultor y arquitecto italiano dentro del periodo conocido como Trecento.
No se conocen muchos datos sobre la vida de este artista, pero sí se conoce, por las crónicas de sus contemporáneos y posteriores como Vasari, que supuso una gran revolución en la concepción artística, que se puede considerar como precursor de las innovaciones que cambiaran la pintura occidental desde el humanismo del Renacimiento hasta el siglo XX.
Vasari habla del arte, en concreto de la pintura, refiriéndose a una ‘‘deuda’’ que los artistas tienen con la naturaleza. Así, se refiere a cómo los artistas siempre han tomado la naturaleza como ejemplo; pero refiriéndose al arte de Giotto en particular, introduce un nuevo concepto renacentista que será el del arte idealista, en el que los pintores extraen las más bellas partes de la naturaleza, excluyendo las que no son perfectas, y por tanto no son reflejo de la creación divina. Vemos pues que en el arte, como en épocas anteriores, sigue existiendo una supeditación del hombre a Dios, lo que también le vale de justificación del arte como don de Dios. Esta selección de las partes bellas de la naturaleza se debe, según Vasari, a Giotto, ya que anteriormente se habían perdido las buenas técnicas de la pintura.
Al mismo tiempo alaba las creaciones de Giotto, ya que él recupera el camino que el arte había perdido, al introducir una perfección que con la Edad Media se había perdido, al haberse hecho un arte más espiritual alejado de la buena plasmación de la naturaleza. Condena el arte que realizaba su maestro Cimabue, ‘’a la manera griega’’ un estilo muy hierático y propio de la época bizantina, mientras la renovación de Giotto aparece como precursora del Renacimiento, con un arte mucho más natural, expresivo y con emoción, olvidándose ya de aquellos fondos dorados.
Al hablar de este arte anterior, se refiere al maestro de Giotto, Cimabue, como ‘’artífice inepto’’, tratando con desprecio toda la pintura que se había realizado antes de que Giotto abriera la puerta al Renacimiento.
Por otro lado, cabe destacar en la continuación del texto la existencia de una mitificación del pintor, como hacían antiguamente los griegos, para engrandecer la figura del artista. Así toma la idea de Giotto como un joven pastor, en la que el maestro es el que acude al alumno, y no al revés. Esta idea del pastor, un personaje que está en contacto directo con el medio, con la naturaleza que más tarde transportara a su arte, es un anticipo de los preceptos que seguirán los Impresionistas que sacaron sus lienzos al aire libre. Giotto resulta, pues, un avance importantísimo para la pintura de su época, pero no olvidemos que es una leyenda anecdótica de su vida, no necesariamente real.
La mentalidad franciscana será muy importante para llegar a comprender el arte de Giotto y su innovación. La figura de San Francisco de Asís (1182-1226 ) que promulgó un gran amor por la naturaleza, y la idea de que Dios estaba en todas las pequeñas partes de la naturaleza, marcará completamente el arte de Giotto, un arte más humanizado, por lo que realizará varias obras dedicadas a este santo. (Capilla de los Scrovegni en Padua).



Como obra a destacar del pintor italiano, ''Lamento sobre Cristo muerto'', es un fresco realizado entre 1305-06, situado en la Capilla de los Scrovegni en Padua, decorada enteramente por Giotto.
Esta obra refleja todos esos valores renacentistas que impulsó Giotto con su arte. La fuente literaria que tomo como referencia es el Evangelio según San Juan.
Como tema iconográfico, está ''El descendimiento de Cristo de la cruz'', rodeado de las tres Marías y los apóstoles. María mira con gran dolor el cadáver de su hijo. La composición se centra en el cuerpo desnudo de Jesús, cuya horizontalidad distribuye la posición del resto de los personajes. El suceso, del que Giotto toma lo más anecdótico, algo que se dará en el Renacimiento, ocurre en un paisaje abierto a donde llegan incluso los ángeles que se unen al dolor del resto de personajes. La introducción de la naturaleza como escenario, y el dolor y la expresividad de todos los personajes es algo que Giotto anticipó y que más tarde caracterizaría el Renacimiento. Las expresiones de dolor, tragedia y drama se ponen al servicio de la composición para mostrar un sufrimiento más humano ante la muerte. Nunca antes en la pintura se había plasmado una expresión más viva como en el arte de Giotto, que influyó directamente en el desarrollo de la pintura del Renacimiento.

BIBLIOGRAFÍA:

-Enciclopedia Universal
Espasa-Calpe, Madrid. 1995.

BIBLIOGRAFÍA AMPLIADA:

-Giorgio Vasari y la formulación de un vocabulario artístico
Juan María Montijano García
Málaga : Real Academia de Bellas Artes de San Telmo, 2002.

-Giotto y los oradores: la visión de la pintura en los humanistas italianos y el descubrimiento de la composición pictórica 1350-1450
Michael Baxandall
Visor, 1996.

-Florencia, Roma y los orígenes del renacimiento
George Holmes
Akal, 1993.

1 comentario: